Archivo | abril, 2011

Torrijas de Bollitos de Leche rellenas de Crema

26 Abr

Aunque algunos días tarde aquí teneis mis torrijas rellenas. Esta es mi receta, probé a ver que salía y me encantó el resultado. Espero que os gusten, porque están exquisitas :).

Ingredientes:

  • 1 paquete de 10 bollitos de leche
  • 400ml de leche
  • 1/2 rama de canela
  • esencia de vainilla
  • azúcar
  • 1 huevo
  • miel
  • vino dulce
  • aceite de girasol para freir las torrijas
  • crema pastelera (ver receta aquí, pero hacer la mitad de cantidad)

Elaboración:

Calentar los 400ml de leche con la media rama de canela y una cucharada sopera de azúcar sin que llegue a hervir. Cuando esté tibia, añadir dos cucharadas soperas de esencia de vainilla. Reservar.

Elaboramos la crema pastelera y la dejamos templar. Abrimos los bollitos por la mitad y los vamos empapando en la leche. Con ayuda de una manga pastelera rellenamos los bollitos con cuidado, para que toda la crema se quede dentro, cerramos el bollito y presionamos por la parte de fuera para que la crema no se salga al freirlos.

En un plato hondo batimos el huevo, pasamos los bollitos, escurrimos y a la sartén. Cuando vayamos sacando los bollitos los colocamos en un plato con papel absorbente para que escurran el aceite.

Una vez que los tengamos todos fritos, en una sarten ponemos dos cucharadas soperas de miel, tres de vino dulce y un chorrito de agua, lo calentamos a fuego bajo y tendremos como un almíbar. Vamos pasando las torrijas por el almíbar, las vamos colocando en una bandeja, ¡y ya estarán listas las torrijas!.

Si se desea el almíbar que sobre se puede esparcir sobre todas las torrijas, pero es cuestión de gustos.

El resultado son unas torrijas de diez, jugosas y sabrosas, que gustan hasta a los que no les gustan las torrijas.

Tarta de Manzana

20 Abr

La tarta de manzana es una tarta rica y  muy sencilla. Si no os entusiasma la manzana, la podemos cambiar por cualquier otra fruta que os guste como fresas, kiwi, plátano, etc.

Ingredientes:

  • Masa brisa (compré la masa refrigerada de La Cocinera, que son las mejores masas si no las hacemos caseras).
  • Crema pastelera (Ver receta aquí, pero añadir 10 g menos de azúcar porque va al horno).
  • 3-4 manzanas medianas dulces (evitar manzanas ácidas).
  • 2 cucharadas de mermelada de albaricoque.
  • Una pizca de margarina.

Elaboración:

En primer lugar, preparamos la crema pastelera. La reservamos hasta que esté tibia. Sacamos de la nevera la masa brisa, colocamos el papel parafinado en el molde y adaptamos la masa, dándole forma de tartaleta.

brisa

Pinchamos la masa y extendemos la crema pastelera sobre ésta.

Pelamos las manzanas y las cortamos en láminas. Las vamos colocando en nuestra tarta, y vamos poniendo a precalentar el horno a 180º.

Una vez que tenemos toda la tarta cubierta con manzana. Le ponemos unas nueces de margarina sobre la manzana para que no se seque demasiado en el horno.

La introducimos en el horno y la tenemos una media hora más o menos a 180º.

Preparamos una especie de almíbar con dos cucharadas de mermelada de albaricoque y un cucharada de agua. Lo calentamos, y pintamos toda la tarta aún caliente para que le de brillo.

Cuando enfríe la metemos en la nevera al menos dos horas antes de consumir, si está medio día aún mejor.

¡¡Espero que os guste!!

Sugerencia:

– Añadir unos piñones sobre la manzana después de pintarla.

– Acompañarla de unas fresas cuando la vayamos a tomar.

Tarta San Marcos

5 Abr

Esta tarta es un clásico que no podía faltar en un blog de repostería, como siempre cambiando alguna cosilla, para darle mi toque personal :).

Ingredientes:

  1. 1/2 vaso de agua
  2. 1/2 vaso de azúcar
  3. 1 chupito de licor (brandy o ron irán bien, yo eché un chupito y medio)
  • relleno:
  1. 300ml nata para montar
  2. 1 y 1/2 cucharadas soperas de azúcar
  1. 300ml nata para montar
  2. 1 y 1/2 cucharadas  soperas de azúcar

Elaboración:

En primer lugar haremos el bizcocho. El bizcocho tiene que estar frío para empezar a trabajar con él.

En segundo lugar el almíbar. Ponemos en un cacito el azúcar con el agua, y lo llevamos a ebullición. Lo tendremos hirviendo hasta que coja una consistencia algo espesa, retiramos de fuego y dejamos enfriar. Cuando esté a temperatura ambiente, añadir el licor y reservar.

Para el relleno ponemos los 300 ml de nata fría en un bol  junto con el azúcar y lo montamos  bien. Reservamos.

Abrimos el bizcocho que hemos preparado previamente y pintamos con el almíbar la base de abajo, y extendemos la nata montada. Ponemos la parte de arriba de bizcocho (la cara bonita que quede al exterior), y volvemos a pintar con el almíbar.

Elaboramos la yema. Colocamos un aro alrededor del bizcocho que hará que cuando vertamos la yema se quede toda arriba y no se desparrame por los lados. Una vez que la yema está lista, la volcamos sobre nuestra tarta y la introducimos en la nevera.

En unos 20 minutos ya la podemos sacar, espolvorear el azúcar moreno y quemar con el soplete. Esto hará que el azúcar cree una capa crujiente de caramelo.

A continuación pasamos a decorarla. En un bol añadimos los 300 ml de nata fría  junto con las dos cucharadas de azúcar y lo montamos. La introducimos en la manga pastelera, ¡y a decorar!.

Dejar en la nevera al menos 12 horas antes de consumir, y si es un día entero aún mejor.

Sugerencia: Esta tarta admite cualquier tipo de fruto seco, almendras, nueces, piñones, etc. tanto si lo queremos introducir en la nata del relleno como sobre la nata o la yema de la decoración.

Yema Tostada

4 Abr

Esta cobertura va genial para tartas de crema, nata o trufa.

Ingredientes:

  • 5 yemas
  • media ramita de canela
  • 20 g de maicena
  • 2 cucharadas de leche
  • 80 ml de agua
  • 160 g de azúcar blanco
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 1 cucharadita de mantequilla
  • azúcar moreno para quemar

Elaboración:

Comenzamos poniendo en un cacillo los 160 gr de azúcar blanco, el agua, las cucharadas de zumo de limón y la canela en rama, ponemos al fuego hasta que se haga un almíbar. Por otro lado, ponemos las cinco yemas en un cacillo y le añadimos  la maicena  disuelta en las dos cucharadas de leche. Batimos con las varillas. Cuando el almíbar esté templado se lo añadimos a las yemas y lo llevamos todo al fuego (fuego medio) sin dejar de remover hasta que hierva  y veamos que tiene una consistencia espesa. Una vez que ya tenemos la consistencia deseada, retiramos del fuego y le incorporamos la cucharadita de mantequilla . Metemos el cacillo en una olla con agua fría para enfriar la yema sin dejar de remover. Finalmente obtenemos una crema así. Ya está lista para usarse como cobertura de una tarta, bizcocho, o sola.

Cuando enfríe del todo, espolvoreamos azúcar moreno y quemamos con el soplete.

Una vez hayamos terminado la conservamos en la nevera.

A %d blogueros les gusta esto: